viernes, 16 de junio de 2017

¡Hundid el Popular!

Ángel Ron, ex-presidente del Banco Popular (2004-2017)
No se sabe muy bien quien dio la orden, pero si quien la ejecutó: las autoridades bancarias europeas con el apoyo de las españolas. No hay otra.
¿Por qué se hizo?...
Esta cuestión es más peliaguda. Ya que la solvencia del banco estaba fuera de toda duda y solo una precipitada – e inducida – falta de liquidez llevó o justificó la medida empleada por las citadas autoridades. Mientras, el Banco de Santander, que pasaba por ahí, se paró y dijo: “Lo compro por 1 euro”. Dicho y hecho.
Si en la película ¡Hundid el Bismarck! fue el propio Churchill quien dio la orden, en esta ocasión no lo tenemos claro. Pero algún día lo sabremos.
Tuit de John Müller, adjunto al director de EL ESPAÑOL
El Banco de España y la CNMV no hicieron absolutamente nada por evitar la catástrofe. Haber prohibido las operaciones en corto, como recientemente se hizo con Liberbank, a buen seguro hubiera evitado la sangría de la cotización y la consecuente salida de depósitos. Algo que acometieron algunas administraciones públicas, en un hecho sin precedentes. Ni con Bankia, quebrada, que necesitó de 23 mil millones públicos para su saneamiento, se hicieron tales disposiciones de efectivo. Ayudas que hoy por cierto vuelve a la actualidad, al reconocer nuestras autoridades que más de 60 mil millones de ayudas públicas no se recuperarán. En contra de lo manifestado, por activa y por pasiva, no hace mucho tiempo. Tanto el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, como el ministro de economía, Luis de Guindos, habían reiterado que las ayudas se recuperarían e incluso que se ganaría dinero. ¡Las mentiras tienen las patas muy cortas!

Tuit de Javier Cremades de Cremades y Asociados.
Así en esta ocasión, en primer lugar y para acabar con cualquier tipo de resistencia interna se cambió al "almirante de la nave", que en vez de llevar la misma a lugar seguro y desde ahí defenderse, la dejó indefensa y un blanco fácil. Además no fue víctima de un torpedo, sino de lo que se conoce como voladura controlada. Voladura que se produjo desde su interior, afectando a la estructura y derribando toda la nave de una sola vez.
Luego, además, en los últimos días transcurridos han ocurrido cosas que hacen elevar más el nivel de sospecha.
Tras leer las declaraciones de Ángel Ron, anterior presidente, al diario digital “El Independiente” que dirige Casimiro García Abadillo, las dudas razonables que teníamos ante lo sucedido, se han vuelto aún más convincentes.


ü     “El banco era solvente hasta mi último día al frente”
ü     “Ya señalé que cada vez que Emilio Saracho hacía una declaración, el valor de la acción se venía abajo”
ü     “Cuando Saracho entró en el banco nos comentó a los directivos y a mí que él era banquero de inversión y que desconocía, por tanto, la gestión de un banco comercial”
ü     “La última oferta -no vinculante- llegó el pasado mes de noviembre. BBVA ofreció 5.500 millones, cuando la valoración rondaba los 6.500 millones”

Ángel Ron. (15-jun-2017)

La ampliación de capital ni se intentó, ni tan siquiera se sondearon las posibilidades de hacerla. Estando las cuentas auditadas con fecha de 31 de diciembre y 31 de marzo para hacer la ampliación de capital. 
Cuenta en Twitter de afectados
También nos hemos enterado esta semana que los tenedores de deuda senior, cuya cotización había caído al 90,1% de su valor el pasado 5 de junio, hoy cotizaban al 104,91%. Otro buen negocio para quien tenía información confidencial.
Desde entonces los despachos de abogados y las sociedades de afectados, están ya planteando una dura lucha judicial por lo que consideran un expolio en toda regla.
Así, Miguel Durán de Durán&Durán abogados encuentra muy sospechosa la actuación y el viernes día 9 ya presentaron una denuncia en la Audiencia Nacional contra Emilio Saracho.
Javier Cremades de Cremades y asociados, califican de  "Confiscación regulatoria en toda regla" y concluyen “Aún hay jueces en Berlín”. En su informe previo de 16 páginas se pueden leer cosas como esta:
Y también presentaron una demanda el pasado día 8.
Desde la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC) también invitan a todos los perjudicados a defender sus derechos. Esto no ha hecho más que empezar. Quedan ahora años por delante para que la Justicia, española o internacional, se pronuncie.
Por último, añadimos este estado de cuentas que nos llegó a través de @POPafectados.

¡Suerte a todos!